Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

Hago un paréntesis dentro de los reportajes de los cultos de la festividad de la Inmaculada Concepción para incluir una galería de cómo se encontraban ataviadas las dos dolorosas de la Hermandad del Descendimiento de Córdoba antes de que Nuestra Señora del Buen Fin se cambie para presidir los cultos en su honor que tendrán lugar al final de esta propia semana.

María Santísima del Refugio, que procesiona dentro del paso de misterio a los pies del Santísimo Cristo del Descendimiento, lucía vestida con saya en terciopelo rojo bordada en aplicación y manto azul marino y un tocado en tonos dorados colocado a tablas completado con la corona de plata. Por su parte Nuestra Señora del Buen Fin, ataviada de igual manera por D. Antonio Villar, vestía saya blanca bordada igualmente en aplicación y manto brocado azul con toca de sobremanto,  lucía así mismo un favorecedor tocado de los denominados de “refregador”, que crease en la década de los cuarenta Fernando Morillo para la Esperanza de Triana.

Pinchando sobre las imágenes se abren a mayor tamaño

Anuncios