Tal día como hoy hace justamente un año comenzaba la andadura por la red Clamor y Silencio, un sencillo espacio web que ha pretendido desde sus inicios ofrecer por medio de la fotografía los diferentes actos y cultos de las Hermandades y Cofradías de toda nuestra tierra, y de manera especial los de la ciudad de Córdoba y la localidad de Rute unidos estrechamente a mi trayectoria vital y en las que desarrollo principalmente mi afición a la fotografía cofrade.

Si nos ceñimos a los números a lo largo de estos doce meses de existencia hasta un total de ciento ochenta y dos entradas han sido publicadas en el mismo, alcanzando la cifra de mil novecientas treinta y dos imágenes insertadas en el mismo; y si ha sido muy numeroso el material ofrecido no ha sido menor la respuesta obtenida con un total de ochenta y tres mil ciento ochenta y cinco visitas al mismo, obteniendo por ejemplo durante los pasados meses de marzo y abril más de seiscientas visitas diarias.

Ha sido una andadura repleta de alegrías por la buena acogida que ha tenido en muchas personas que me han manifestado personalmente o por comentarios en el mismo su agrado, así como muchas Hermandades que han tenido a bien solicitar alguna de las imágenes para sus diferentes publicaciones, como las de la Santa Faz, Caridad, Descendimiento o Expiración en Córdoba capital, la del Huerto de Lucena, Jesús Nazareno de Priego de Córdoba o la de Jesús Resucitado, Abuelito y Jesús de la Rosa de mi Rute natal y en estos dos últimos casos con sendos carteles de sus bellísimas dolorosas.

Mención especial merecen las dos Cofradías a las que pertenezco desde hace años y que me han permitido el honor, en primer lugar, de tomar las primeras imágenes de la nueva imagen del Señor de la Entrada Triunfal, para mi Cofradía de la Borriquita, y en segundo lugar de ser autor de las fotografías que han ilustrado el cartel y revista de las fiestas en honor a María Santísima de la Cabeza Coronada, que pasan por ser las de mayor tradición y arraigo popular de la localidad desde hace casi 500 años, vaya por todas ellas mi más sincero agradecimiento que hago también extensible a todos esos visitantes, de corazón muchísimas GRACIAS.

Anuncios