Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Cerrando este ciclo de cultos que las Cofradías y Hermandades Ruteñas dedicaron a sus titulares marianas se celebraron los que la Hermandad de Nuestro Padre Jesús de la Humildad y la Soledad de Nuestra Señora dedicó a su titular mariana en  el interior de la Ermita de San Pedro, con besamanos y función solemne, que, pese a situarse cronológicamente al final de este mes, fueron los primeros bastantes años atrás en dedicarse exclusivamente a una imagen dolorosa de nuestro pueblo en este mes de los Dolores Gloriosos de la Virgen.

La imagen de la Señora presidía un sencillo altar de cultos a los pies del altar de la Ermita y donde destacaba sobremanera la imagen de la Santísima Virgen, que recuperaba una añeja forma de vestir que se ha venido empleando desde muchos siglos atrás hasta hace unas pocas décadas. Un antiquísimo verdugo, de los varios que posee en su ajuar, lucía alrededor del rostro de la imagen, recuperando una tradición, en cuanto a las vestimentas de las dolorosas, que se remonta al siglo XVI y que emana de la vestimenta de las damas de la corte castellana, a menudo encargadas del atavío de las mismas y para lo que empleaban sus propias vestimentas, muchas de ellas de origen medieval, como el caso de estos verdugos o verduguillos a modo de tocado monjil, mucho más austero y cerrado que la moda que se impuso, principalmente desde Sevilla, en las décadas iniciales del pasado siglo XX y de la que hoy en día escapan una selecta y reducida nómina de imágenes, entre las que destacaríamos la de Nuestra Señora de los Dolores de la capital cordobesa o la propia imagen de Nuestra Señora de las Angustias Patrona de ciudad de Granada.

Pinchando sobre las imágenes se abren a mayor tamaño

Anuncios