Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

En la jornada de ayer, festividad de los fieles difuntos, se expuso en solemne besapié en el altar mayor de la Parroquia de Santa Catalina a la sagrada imagen del Cristo Yacente, cotitular de la Cofradía de Jesús Nazareno y Nuestra Señora de los Dolores, en un acto que, pese a contar con algún antecedente aislado siempre obedeció más a la iniciativa de alguna persona que a la de su cofradía por rendir culto a una imagen, que es tan titular de la misma como las otras y sobresale sobre aquellas y las demás de la localidad por su enorme categoría artística.

La imponente imagen cristífera, atribuida a las gubias del insigne escultor alcalaíno Pablo de Rojas -figura central de la escuela granadina de imaginería y punto de partida de la sevillana, de la mano de su paisano y discípulo Juan Martínez Montañes- se presentaba sobre un catafalco en terciopelo rojo bordeado con galones en oro sobre el que se disponía un espectacular juego de sábana y almohada bordadas en oro fino sobre raso color crudo, con motivos vegetales y florales ejecutados con profusión de cartulinas, uno de los tipos de puntadas más apreciados en el arte del bordado. La imagen se escoltaba por los cuatro hachones de cera morada que lo iluminan en el paso que le cincelase Orfebrería Andaluza en 1996 y le precedía un centro de flor en tonos morados y rojos.

Pinchando sobre las imágenes se abren a mayor tamaño

Anuncios