Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Retomamos la actividad del blog tras las fiestas navideñas y, como no podía ser de otra forma, a continuación exponemos una colección de fotografías del Belén que se presentaba desde el camarín del altar mayor de la Parroquia de San Francisco y que, como viene siendo habitual en los últimos años, se componía de las sagradas imágenes de Nuestra Señora de la Cabeza y la del Divino Salvador que normalmente porta sobre sus brazos.

La Señora volvía a presentarse sentada, revestida de un traje en un bonito brocado rojo, uno de los que tiene en su ajuar como parte de la vestimenta llamada de pastora, y con las manos sobre la falda, mientras que el rostro aparecía más despejado que de costumbre, con el pelo recogido hacia la atrás y cubierta por una mantilla blanca y una soberbia ráfaga en plata de estilo rococó, mientras que parte de esta misma mantilla, un encaje en tonos dorados y otro de conchilla de oro conforman el tocado sobre el pecho.

La imagen del Divino Infante se presenta revestido con un traje de cristianar sobre una cuna, recreada por una magnífica sacra en plata a modo de cabecero, y envuelto en finos encajes que parten desde la mano mismo de San José, revestido con túnica grante y fajín hebreo a la cintura, mientras que cubre su cabeza a modo de manto con uno antiguo de la Señora en brocado ocre de sedas de colores que se utilizase varios siglos atrás. Envuelve toda la escena cortinajes dorados y la presencia arriba de un ángel lamparario del propio altar de la Parroquia.

Pinchando sobre las imágenes se abren a mayor tamaño

Anuncios