Etiquetas

, , , , , , , ,

Ahora que el paréntesis en el calendario cofrade lo permite, y antes de volver con la segunda entrega de los reportajes de la Semana Santa pasada, recuperamos ahora una galería de imágenes de otro acto que tuvo lugar con motivo de la festividad de la Inmaculada Concepción donde, al igual que muchas dolorosas cordobesas, la familia Arroyo García exponía en solemne besamanos a una imagen de la Santísima Virgen que, bajo la advocación de Concepción en su Soledad, venera en su propio domicilio a modo de devoción particular.

La bellísima imagen de la Virgen, realizada por el imaginero de Vélez-Málaga D. Israel Cornejo Sánchez, es una obra en terracota policromada de ochenta centímetros de altura, con un gesto compungido y un giro de cabeza hacia la derecha muy acentuado, aparece sumida en un llanto  inconsolable y que traspasa el sentimiento, de rostro aniñado y con cinco lágrimas que recorren sus anacaradas mejillas, en recuerdo a los misterios del Santo Rosario, posee ojos pintados sobre el barro en tonos marrones rematados con pestañas postizas.

Se presentaba vestida por el vestidor cordobés D. Rafael Jódar, destacando la espectacular saya bordada en oro sobre tisú dorado propiedad del bordador D. Francisco Mira, y que complementaba una cuidada vestimenta con elementos de enorme valía que en nada tienen que envidiar a los de muchas dolorosas titulares de cofradías y hermandades.

Pinchando sobre las imágenes se abren a mayor tamaño

Anuncios