Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comenzamos la serie de reportajes correspondientes al denominado “Mater Dei”, como conjunto de actos y cultos extraordinarios celebrados por las cofradías malagueñas con motivo del año de la Fe, con el besamanos que en el interior de la Iglesia de San Pedro se celebró en honor de la Santísima Virgen de los Dolores Coronada, cotitular de la Archicofradía de la Expiración.

Artísticamente se trata de una imagen bellísima, de facciones suaves que la dotan de una sensación de fragilidad y una expresión de dolor contenido, todo ello la enmarca dentro de la corriente estética preciosista de la imaginería malagueña del último tercio del siglo XVIII, que siguiendo la estela de Pedro de Mena mantiene la familia de escultores Asencio de la Cerda. Dentro de esta, los profesores Sánchez López y Ramírez González la atribuyen a Vicente Asencio de la Cerda, mientras que el Instituto Andaluz de Patrimonio Artístico (IAPH), que la restaurase en el año 2007, se decanta por el padre de este, e iniciador del taller junto a su hermano, Antonio Asencio. Las manos actuales de la imagen, extendidas a diferencia de las originales unidas, son del imaginero sevillano Antonio Eslava Rubio de 1978.

Pinchando sobre las imágenes se abren a mayor tamaño

Anuncios