Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

Durante este mes de noviembre que la Iglesia dedica a los fieles difuntos la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad, con sede canónica anexa el cementerio parroquial de nuestro pueblo, ha dispuesto una serie de actos de culto a lo largo de todo el mes y para ello ha tenido a bien montar un curioso altar en el que figuraba, además de la dolorosa titular de la misma, la magnífica imagen de un Cristo Yacente, de la que es depositaria esta ermita, dispuesta a los pies de la misma y conformando el grupo escultórico que la historiografía del arte denomina como Piedad, aunque en algunos lugares de nuestra región se llame igualmente como Angustias a las representaciones de la Santísima Virgen con su hijo muerto, en este caso particular se sigue el modelo emanado de San Buenaventura que en sus Meditaciones afirma que Jesús estaba tendido en el suelo con los hombros y cabeza apoyados en el regazo de su Madre.

Pinchando sobre las imágenes se abren a mayor tamaño

Anuncios